Untitled

                                                                            
El Instituto de Salud del Estado de México es la Institución adscrita a la Secretaría de Salud encargada de velar por la salud de todos los mexiquenses.

En el año de 1932 se creó la entonces Oficina de Servicios Coordinados de Salubridad de todos los Estados. No fue si no hasta 1938  que entraron en vigor los Servicios Coordinados de Salud Pública del Estado de México que para 1947 ya se consideraba una jefatura y contaba con las secciones de epidemiología, higiene, asistencia y administrativa así como jurisdicciones sanitarias.

En el año de 1958 se contaba en la ciudad de Toluca, únicamente con el Hospital General "José Vicente Villada". Posteriormente, éste fue sustituido por el Hospital General "Lic. Adolfo López Materos" En ese mismo año, se inició la creación de Centros de Salud "A" Urbanos, uno ubicado en la ciudad de Toluca y siete en Nezahualcóyotl, Centros de Salud "B" con Hospital "D" en Tenango, Tejupilco, Ixtlahuaca, Atlacomulco, Valle de Bravo, Tenancingo, Ixtapan de la Sal, Jilotepec, Atizapán de Zaragoza, Texcoco, Amecamenca, Zacualpan, Tlalnepantla y Teotihuacán. Así como setenta centros de salud rurales en el resto del territorio estatal. 

Después de una década más de cambios, la última reestructuración de Instituto de Salud del Estado de México fue en 1998.  Entre las modificaciones que se realizaron a su estructura de organización está la incorporación de un nuevo nivel para reducir el tramo de control de la Dirección General así como fortalecer su papel de supervisión y dirección . en la Gaceta del Gobierno del 4 de marzo del año 2000 mediante el Decreto 156 se crea la Secretaría de Salud del Estado de México. Para el 7 de agosto del mismo año se decreta el Reglamento Interior de la Secretaría de Salud del Estado indicando en su articulado que el ISEM la auxiliará en el logro de sus metas.

Copyright © 2009-2016 edodemex.com.mx All Rights Reserved.
PROMUEVE CEDIPIEM MEDICINA TRADICIONAL


Difunde actividades de pueblos originarios para conservar su cultura, tradiciones y lengua.

Utilizan temazcal para sanar mente, cuerpo y alma, dice Petra Ávila Vázquez, quien ejemplifica esta costumbre.




Para quienes buscan una curación de mente, cuerpo y alma, los pueblos originarios ofrecen su medicina tradicional y, símbolo de ella es el temazcal “Xochipilli”, ubicado a unos metros de la zona arqueológica de Teotenango.


Petra Ávila Vázquez es originaria de Tenancingo y se encarga de conservar el legado de sus abuelos y padres, para seguir curando a través del temazcal.


“La mayoría de mis hijos y nietos nos desempeñamos en el temazcal. Hemos visto sanación de personas que padecen de los riñones y diabetes, por ejemplo, pues es una diálisis orgánica, un lavado de sangre, en la cual se limpia el cuerpo, el alma y el espíritu.

Llevo 18 años con esta práctica y he sido una de las personas que ha sanado más.


Luego de referir la importancia de rescatar las raíces mexicanas y mexiquenses, expresó que el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México (CEDIPIEM), organismo sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social, les apoya en la difusión de sus actividades, lo cual significa para las comunidades conservar su cultura, costumbres, lengua y promover la salud.

“Nosotros estamos rescatando nuestras raíces mexicanas, por eso es importante que la gente nos visite y al mismo tiempo seguir de la mano con CEDIPIEM en todas las actividades que realicemos para que se conozcan y las preservemos”, indicó Petra Ávila.


Sencilla y cálida, porta un vestido blanco con bordados de flores, como a las que ella les guarda respeto y devoción, y una cinta roja en su cabeza para la protección.

En el acceso a su consultorio, los pacientes encuentran una mesa con ofrendas, que consisten en colocar frutas, comida y maíz, entre otros productos.

Al expresar la palabra Ometeotl, cuyo significado es Divino Señor de la Dualidad, Petra recibe a quienes van ingresando, los cubre con incienso de copal “para que te llenes de fuerza, energía, mucho amor y sabiduría”, detalló.

Algunas de las terapias, relacionadas con la medicina tradicional, consisten en brindar purificaciones al paciente; también tenemos la puntuación mexica que cuesta 150 pesos y el temazcal, cuyo precio es de 100 pesos, añade.


Agregó que utiliza siete plantas, entre ellas la diabetina, wereque, hierba del ángel, té del monte que se coloca en el cuerpo, entre otras, y las personas sienten cambios en su vida, comenta sentada, a un costado de una mesa, donde yacen sus fotografías con recuerdos familiares y una vitrina que almacena el medicamento elaborado a base de hierbas.


Frente a ella, muestra un altar en el que indica ha sido colocado Huehuetéotl (Dios viejo); su Pantli, es decir, la bandera que identifica al temazcal de nombre Xochipilli, que significa "Príncipe flor".

La mesa es iluminada por veladoras y ahí es depositado el Atecocolli, caracol marino utilizado como instrumento de viento; también están los abuelos huehuetl, que son los tambores para las ceremonias.